Buscar
  • Ps. Margarita Silva

Aprender en Tiempos de Pandemia

Actualizado: mar 31

Durante este tiempo de encierro, he pasado por días de mucha ansiedad, otros días mas tranquilos, días donde la incertidumbre es fuertísima, y también días de reflexión y positivismo.

Como a muchas(os) de ustedes durante este período, me ha tocado dejar mi rutina habitual para avocarme casi al cien porciento a mi casa y mi familia. Es raro decirlo, porque mi casa y mi familia son por lejos lo más importante en mi vida, sin embargo nunca me había tocado dedicarme cien porciento a ellos.

Cuando fui mamá por primera vez, decidí dejar el trabajo que tenía full time y pasar a uno de medio tiempo, para poder estar con mi hijo. Y así ha sido mi vida desde que soy madre, trabajo en las mañanas para estar con los niños en la tarde. Pese a eso, nunca paré a reflexionar lo que significa para mi pasar tiempo con mis hijos, hasta ahora. Mis tardes en general consisten en hacer tareas de la casa y terminar algunos pendientes mientras ellos juegan entre ellos, o solos.

Esta semana de encierro, me ha obligado a convertir mi casa en un jardín infantil, ponerme creativa, e inventar actividades para mis hijos. Resultó ser el mejor panorama para ellos. Me di cuenta que las pataletas habituales disminuyeron un montón, ya casi no había momentos de aburrimiento, incluso se empezaron a involucrar en las tareas de la casa. Empezamos a pasarlo bien juntos. Por mientras yo, me despegaba de las noticias y redes sociales que no hacían mas que aumentar la incertidumbre y ansiedad.

Como psicóloga, muchas veces he tenido que inventar actividades para educar las emociones, autoconocimiento o autocuidado de mis pacientes. Nunca se me habría ocurrido hacer con mis niños ese trabajo en profundidad. Mis actividades introspectivas con ellos, se limitaban a la lectura de un libro o pintar un dibujo. Ahora me doy cuenta que me queda muchísimo por hacer con ellos, y que nadie va a enseñarles acerca de sus emociones mejor que su mamá, que tanto los conoce. El trabajo que hago como psicóloga lo puede hacer cualquiera, pero el trabajo que hago en mi casa como mamá de mis hijos, nadie lo va a hacer mejor que yo.

Definitivamente esta situación inesperada y a ratos angustiante, me ha traído reflexiones y me está abriendo un gran camino de responsabilidad educativa con mis niños, que aunque siempre la he sabido, ahora se hace mucho mas evidente. A ratos me inunda el cansancio, y echo de menos mi rutina habitual. Pero sé que esta oportunidad probablemente no la voy a volver a tener, así que espero poder aprovecharla como una ocasión de aprender de mis hijos lo que me tengan que enseñar en estos tiempos de pandemia.

0 vistas