Buscar
  • Ps. Margarita Silva

Cómo acompañar el sueño de tu guagua?

Actualizado: ago 24

Esta es una pregunta súper frecuente, y un poco de lo que se trata mi trabajo. Estamos bombardeados de información en las redes sociales, y la verdad es que estudios hay para todos.

Si de mi opinión se trata, pienso que el sueño es madurativo, y que hay ciertos procesos que definitivamente debemos acompañar y no apurar. A veces, como papás tenemos la expectativa de que nuestra guagua duerma de corrido, y eso no siempre es real por lo menos el primer año, y a veces después del año también.

Por otra parte, algo que tengo muy presente al trabajar con familias y sus guaguas, es siempre aclarar que el llanto no atendido es dañino para nuestros hijos, y para nosotros como padres. Todos los autores que han escrito sobre apego, están de acuerdo con que atender de manera asertiva y oportuna a las necesidades de la guagua va a hacer que ellos sientan el ambiente como un lugar seguro.

Por su parte, y un tema al que siempre vuelvo, el bienestar emocional de los cuidadores es clave para que las respuestas sean asertivas y efectivas. Diversos estudios respaldan que a los cuidadores deprimidos o inestables emocionalmente, les cuesta mucho más trabajo vincularse con sus hijos. Y eso iría en desmedro de un apego seguro. Y el descanso es un factor que está directamente relacionado con el bienestar emocional de un ser humano, incluyendo a los cuidadores.

Entonces, ¿cómo hacerlo?

Creo que lo primero es estar muy bien informados, mirar diferentes posturas y desde ahí tomar la mejor decisión para nosotros y nuestros hijos. A pesar de que cada guagua tiene su tiempo, y algunos se demoran más que otros en dormir toda la noche, si hay cosas que podemos hacer para mejorar el sueño familiar. Desde mi punto de vista, querer mejorar las rutinas de sueño familiares y las formas de dormir puede tener un muy buen impacto en muchos aspectos de la vida, y llegar a eso no tiene que ser a través del llanto y dejarlos solos para que se aprendan a calmar. Probablemente no es necesario enseñarles a dormir, los seres humanos nacemos sabiendo dormir, pero si podemos mostrarles a los niños formas y rutinas, para que su relación con el sueño sea agradable y saludable.

Por último, quiero terminar con otra analogía: La alimentación es un proceso madurativo, pero que depende de nosotros como cuidadores introducir. Ellos van a ser capaces de comer de todo en algún momento de su vida (igual que el sueño), pero nosotros somos encargados de mostrarle distintos sabores y texturas, de a poco y a su tiempo, acompañando ese proceso para que la relación con la comida sea saludable y agradable. Con el sueño es parecido, nosotros vamos mostrando diferentes formas de dormir, de conciliar el sueño, etc. De a poco.

Si para tu familia es funcional tu forma de dormir, eso está perfecto. Y no recomendaría cambiar nada. Pero si eso deja de ser funcional, entonces te diría que busques otras maneras, investigues y te asesores, para así tomar una decisión consiente. La maternidad y paternidad es para disfrutarla!

Un abrazo!



8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo