Buscar
  • Ps. Margarita Silva

CONSISTENCIA

Muchas familias llegan a consultar por el sueño de sus hijos, luego de poner en práctica múltiples métodos y técnicas. Y a la mayoría de ellos les digo que, no importa qué forma elijan ellos para que sus hijos duerman, lo importante es ser consistentes con esa elección.

Sé que lo que les pido, no es tarea fácil, y menos aún durante la noche, cuando estamos cansados y lo único que queremos es que nuestro hijo concilie el sueño lo antes posible, para poder presentarnos relativamente bien al otro día en nuestros quehaceres.

Entregar a nuestros hijos mensajes de una sola línea es muy importante. Con el tema del sueño en particular, es la clave del éxito.

Uno de los tantos roles que tenemos los papás con nuestros hijos, es el de poner límites. Estos deben ser flexibles, pero a la vez claros para ellos. Los límites, al igual que las rutinas, de una u otra forma, le dan seguridad a los niños, y aun que ellos intentan probar esos límites constantemente, el que nos vean firmes con ellos, es muy bueno para su salud mental.

Marcar esos límites a la hora de dormir, también ayuda a que los niños sepan a qué atenerse durante la noche. No importa si como familia deciden hacer co-lecho, o que duerma en su propia pieza; amamantar, dar mamadera o no alimentar durante la noche, en caso de niños más grandes; no importa qué limites se pongan, lo importante es cumplir con ellos.

Mi recomendación entonces, es sentarnos a conversar con nuestra pareja, decidir qué es lo que queremos transmitir a nuestros hijos, qué nos hace sentido y qué no; y en base a esa conversación empezar a responder todas las noches de la misma manera. Es un trabajo arduo, pero que puede tener muy buenos resultados.

Además les dejo algunos tips que siempre sirven para ayudar a nuestros hijos a conciliar el sueño:

- Cuidar las rutinas durante el día. Las siestas, los ambientes, los horarios, etc.

- Cumplir con una rutina tranquila y flexible en la noche. Esta rutina debe ser relativamente larga. Empieza con la hora de la comida, y termina cuando acostamos a nuestro hijo.

- Cumplir con las horas de sueño según la edad. Esto varía según la edad del niño, pero son en promedio 11 horas. Para eso es importante acostar a nuestros niños temprano

- Que el lugar donde duerme la guagua, sea un lugar que la incite al descanso, sin móviles muy estimulantes, ni muchos juegos dentro de la cuna.

- Procura poner música que lo relaje a la hora de la rutina de sueño, y a la hora de dormir cambia la música por el ruido blanco. Eso ayudará a acoplar los ruidos externos.





¡Mucho ánimo!

5 vistas